Patologías

Yeso muerto

Descripción

La aplicación de terminaciones de yeso sobre la mampostería o en cielorrasos armados es frecuente y a menudo nos genera algún problema cuando intentamos pintarlas.
El yeso muerto es el nombre vulgar de un fenómeno de dilatación retrasada del yeso, provocada accidentalmente en su preparación previa. Se trata de una técnica artesanal donde intervienen el yeso, cemento y cal en ocasiones, y que su combinación permite obtener un producto de mayor dureza, según la fórmula empleada.
A estos componentes se le agrega agua y se establece un proceso de batición lento para lograr la formación de cristales en la búsqueda de una consistencia homogénea.
En el período de mezclado suelen provocarse errores que se verán reflejados a la hora de pintar. Si se rompen los cristales por fallas en la batición o el intento de recuperación del yeso endurecido, que se agrega a la batea principal, representan las principales causas de la dilatación retrasada de la mezcla original. Una vez aplicado y curado, ya que no presenta un aspecto distintivo del yeso correcto en el momento de la aplicación, si el constructor detecta algún signo que le permita determinar la presencia de yeso muerto, por ejemplo la falta de dureza del material aplicado (golpeando con los nudillos, la superficie se hunde), en ocasiones se decide realizar una capa extra. Esto provoca, debido a la alta absorción de la primera aplicación, que se “copie” el paso del elemento aplicador (llana o espátula), representado como “arañazos” o “rayas”. El empleo de fijadores de base acuosa, debido a su alta dilución cuando se pintan superficies ab

Soluciones

Sobre superficies en buen estado es necesario la aplicación de fijador al aguarrás tersuave, diluído convenientemente. al emplearlo, es imprescindible realizar una correcta aplicación. por eso, comenzamos realizando un ensayo previo diluyéndolo con aguarrás mineral 1:1. lo pintamos sobre un área pequeña y representativa del total, esperando que el producto seque. pasado ese lapso la aplicación deberá contar con brillo mate. si presenta brillo, deberá aumentarse el porcentaje de aguarrás, hasta conseguir la condición precedente. la aplicación de fijador al aguarrás, no solo evita el hinchado del yeso, además otorga una superficie firme y de sellado uniforme para recibir los productos destinados a la terminación, ya sean de base acuosa o al solvente.